Seleccionar página

(Parte VI Final)

El Presidente Andrés Manuel López Obrador ha dicho que no va actuar contra ningún funcionario que haya cometido actos de presunta corrupción, porque no va a ordenar una cacería de brujas; dijo además que si actuara en ese sentido, las cárceles de México no alcanzarían para meter a todos los corruptos. Sin embargo también manifestó que los que realicen actos de corrupción a partir de qué tomó posesión o que ya tienen un expediente abierto y se comprueba su culpabilidad, se va a actuar con toda ley.

Hace unos días Arturo Núñez en una entrevista dijo confiadamente que a nadie le va a faltar ni uno de sus pagos, ni a los trabajadores ni a los proveedores y existe la sospecha de que esa seguridad la tiene porque AMLO aprobó que la Secretaria de Hacienda apoye al gobierno estatal con recursos extraordinaria o con un adelanto de una parte del presupuesto del año 2019, aunque para que esto último sea factible, el gobernador que inicia funciones el día primero de Enero próximo, debió aprobarlo a fin de no recibir un estado convulsionado y para tener una entrega recepción tersa y planchada.

Hago la referencia al respecto porque la Cámara de Diputados local, dominada por una mayoría de legisladores de Morena, le acaba de aprobar el jueves pasado, la cuenta pública del ejercio fiscal 2017 del gobierno de Arturo Núñez. La decisión de aprobarla ha provocado una reacción de gran enojo en la población tabasqueña y uno de los argumentos es que la revisión de la cuenta fue hecha a modo por el Órgano Superior de Fiscalización y que los diputados revisaron lo que ya estaba arreglado dicho órgano; aunque tendrán una nueva oportunidad de reprobar la cuenta pública del 2018.

Vamos con la parte final de la historia: para el proceso electoral del 2015, Lopez Obrador ya tiene su nuevo partido, MORENA; en Tabasco compite contra el PRD y Núñez, lo que supuestamente enfrenta a los dos políticos. Obrador cada vez que iba a hacer campaña al estado, en sus discursos se expresaba muy mal de Núñez Jiménez, a quien señaló como traidor al pueblo; el gobernador por su parte en un discurso público le envió el mensaje, “a la salida nos vemos”. Morena terminó en esas elecciones en tercer lugar y Núñez, sus amigos y su partido se quedaron con la mayoría de los cargos públicos en disputa.

En las elecciones de Julio pasado, el hijo de Arturo Núñez, Néstor Núñez López, fue electo alcalde de la que antes era la Delegación Cuauhtémoc de la Ciudad de México, gracias al apoyo de Ricardo Monreal y seguramente con el respaldo del Presidente.

Está es la historia de quien gobierna Tabasco y la situación que se vive en el Edén tropical. Ustedes nuestros lectores saquen sus propias conclusiones. La próxima semana seguiremos con otros temas. Todo a su Tiempo.