Seleccionar página

Mario Gómez y González

Hace ya algunos días, concretamente en el poblado Mecatepec, Huimanguillo, una de las zonas donde se extrae el petróleo más fino de México, Adán Augusto López Hernández, candidato de MORENA al gobierno estatal, anunció que, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de la República, Pemex aprenderá a respetar a Tabasco y a ser recíproco con los tabasqueños, “que las riquezas que extrae del subsuelo, lo devuelva en obras a las comunidades”, dijo de manera contundente.

Y fue más allá, al dejar en claro que por décadas Petróleos Mexicanos haya contaminado ríos y campos del estado, dañado viviendas y generado enfermedades en las comunidades, “pero eso va a terminar, con Andrés Manuel no solamente se recuperará la actividad productiva de la empresa, Pemex va a pagar y tendrá que apoyar al desarrollo social de Tabasco”, no omitiendo reiterar que la empresa productiva de México tendrá que comprometerse en la construcción de caminos y carreteras, centros de salud y centros escolares.

Todo lo anterior suena y sonó muy bien, pero lo que habría destacar en este punto, es que el abanderado gubernamental por MORENA, en ningún momento habló de “indemnizaciones”; de dinero a la mano para los “afectados” por la actividad de la extracción de hidrocarburos en, por lo menos, 13 de los 17 municipios de la entidad; vaya, muchos han interpretado que ese discurso, pone, al menos para quien está en su legítimo derecho de gobernar a Tabasco, no permitir el resurgimiento de la otrora famosa “industria de la reclamación”, de malos recuerdos y resultados para Tabasco y los tabasqueños.

Lo anterior, traería como consecuencia, que la empresa tendría que sentarse con la nueva autoridad estatal, en este caso MORENA, para definir una serie de estrategias traducidas en programas, en donde el común denominador sería la de las obras sociales que impacten directamente en las comunidades, en vez de entregar dinero a la mano por supuestas afectaciones, que desgraciadamente en ocasiones anteriores solo fueron pretextos para sacarle dinero a la empresa, pero que el beneficio no fue el esperado.

Precisamente porque la otrora Ciar 100, permitió que Pemex entregara muchísimo dinero a la mano a los supuestos reclamantes que vieron en esa acción una auténtica mina de oro, para obtener dinero fácil, que al final, la mayor parte de esas cantidades fueron a parar a los bolsillos de líderes y, peor aún, de cabarets, cervecerías, casas chicas, y otros menesteres, menos para mejorar el hábitat de los reclamantes o que sus cultivos experimentaran nuevas estrategias de crecimiento.

La propuesta de Adán Augusto, luce más que interesante, ya que en verdad Pemex debe ser aliado de Tabasco, para que la entidad salga adelante, mediante obras sociales que, insistimos, impacten directamente, en los niveles de bienestar y desarrollo, a través de programas de desarrollo y fomento a la producción agropecuaria, pesquera, forestal, y la ecología.

De esta manera, quienes ya se estarían frotando las manos para reiniciar la industria de la reclamación, se llevarían el chasco de su vida, porque Pemex y el gobierno atenderían las reclamaciones mediante obras sociales en diferentes rubros, sepultando las acciones de dinero a la mano.

Se construirían, remodelarían, rescatarían hospitales, carreteras, urbanización, obras de agua potable, electrificación, centros de abasto, programas de rescate a la actividad productiva que tenga que ver con la agroindustria, el sector primario, en fin con el bienestar y el desarrollo colectivo, entre otras acciones.

 

Y Para Usted También**La construcción de mejores condiciones para que los habitantes de Centro recuperen su libertad y dejen atrás el miedo y la desconfianza, requiere acciones concretas en materia de seguridad, señaló Ady García, candidata del PVEM a la presidencia de esta localidad, tras comprometerse a establecer la Dirección de Seguridad Pública Municipal, la cual trabajará de manera coordinada con las instancias estatales y federales, a fin de controlar la delincuencia y recuperar la paz y la armonía social**“Vamos a convencer a la gente porque nunca les he fallado, no fallé en los encargos que tuve en los rubros de Salud ni en Educación, así que no voy a fallar en el municipio de Centro. Fuimos primer lugar en Salud, fuimos primer lugar en el Colegio de Bachilleres y vamos a ser primer lugar en seguridad a nivel nacional, el municipio de Centro va a ser el más seguro del país”, aseguró el abanderado del PRD a la alcaldía de Centro Jaime Mier y Terán, al destacar que de acuerdo a información que le proporcionaron el pasado miércoles, hay mediciones que lo ubican en empate técnico con su adversario de Morena**“Estamos técnicamente empatados en la intención del voto y eso es muy bueno porque arrancamos abajo, en un mes ya le dimos la vuelta y en lo que falta vamos a tener una generosa ventaja en la intención del voto, de eso no nos queda ninguna duda, porque el crecimiento ha sido sostenido,”**hasta mañana Dios mediante.