Seleccionar página
El presidente del CCE dice que cancelar la obra del aeropuerto implicaría pérdidas de 120,000 mdp, de los cuales una tercera parte correspondería a penalizaciones por incumplimiento de contratos.

CIUDAD DE MÉXICO – La cúpula empresarial de México considera una mejor opción continuar con la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco en lugar de construir dos pistas en la base militar de Santa Lucia , dijo este martes el presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CEE), Juan Pablo Castañón.

“El sector empresarial recomienda que con la información y estudios disponibles a la fecha, sin duda, Texcoco es la mejor opción para continuar con la construcción de esta relevante y necesaria obra de infraestructura para México”, dijo en conferencia de prensa con el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes (SCT), Javier Jiménez Espriú.

OPINIÓN. Foros y consultas: ¿demagogia o democracia?

El presidente del CCE indicó que cancelar la obra del aeropuerto implicaría pérdidas de 120,000 millones de pesos (mdp), de los cuales una tercera parte correspondería a penalizaciones por incumplimiento de contratos.

Castañón detalló que los costos de operaciones del NAIM en Texcoco serían considerablemente menores, entre 25% y 30%, que el del aeropuerto actual.

Lee: La mayoría de mexicanos apoya las obras del NAIM en Texcoco, según encuesta

El líder del CCE expuso 6 sugerencias al gobierno entrante:

2. Revisar los costos de materiales siempre y cuando no se comprometa la funcionalidad del aeropuerto, no es necesario algo suntuoso sino funcional.

3. Revisar el esquema de financiamiento mediante la bursatilización de deuda y la concesión total o parcial del aeropuerto.

4. Aumentar el alcance social del proyecto a través de una zona de alto impacto social para el impulso de desarrollo de empleos.

6. Considerar implicaciones legales y financieras de la cancelación del aeropuerto en construcción.

Javier Jiménez Espriú sostuvo que todas las opciones que se presenten “tendrán como condición necesaria, absoluta e inaplazable el tema de la seguridad aérea”. Además declaró que se analizarán y definirán las ventajas y las desventajas de la forma más objetiva, transparente y mesuradas, y que las ventajas serán comprobables.

Destacó la propuesta del CCE de crear una zona especial de impacto social, la cual “no se había planteado” en otros dictámenes.

Apuntó que sin importar la opción que se elija, el aeropuerto Benito Juárez seguirá funcionando los próximos seis o siete años, por lo que se tendrá que rehabilitar, así como el de Toluca. “Tenemos que rehabilitar y modernizar el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. No tenemos otra alternativa”, sostuvo.

El futuro secretario afirmó que el sitio donde se construye el nuevo aeropuerto es el peor en la República mexicana según la opinión de expertos en la materia.

“Si el proyecto actual del nuevo aeropuerto es financiable, es más eficiente y tiene una visión de cobertura de mayor plazo, nosotros vamos a apoyar la continuación de la construcción en Texcoco”, dijo por su parte el líder empresarial.

Castañón señaló que los resultados de los estudios sobre las obras aéreas serán entregados al equipo del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.