Seleccionar página

El presidente de México reconoció el compromiso cumplido del Gobierno Estatal que encabeza Adán Augusto López Hernández a favor de los tabasqueños.

Al confirmar el acuerdo entre el Gobierno del Estado y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que pone fin al adeudo histórico por más de 11 mil millones de pesos y otorga a Tabasco la tarifa 1F, la más baja en el servicio eléctrico del país, el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, llamó a los tabasqueños ser buenos ciudadanos y cumplir como contribuyentes.

De paso por el Aeropuerto Internacional de Villahermosa “Carlos Rovirosa Pérez”, el primer mandatario del país señaló que el Gobierno de Tabasco, que representa el gobernador Adán Augusto López Hernández, cumplió con el compromiso de lograr ante la CFE la cancelación de los adeudos y una tarifa eléctrica justa para el Estado.

En ese sentido, el titular del Ejecutivo Federal hizo un llamado a sus paisanos, a apoyar en la construcción de una nueva etapa para Tabasco. “Ya se cumplió con el compromiso que se tenía y ahora hay que pagar, porque la CFE es una empresa del sector público, es una empresa del pueblo y necesita recursos para seguir prestando el servicio”.

López Obrador garantizó que la nueva política pública y administrativa del Gobierno Federal ya no es como antes, donde los gobernantes se robaban el dinero. “Ya no hay corrupción de modo que todos a portarnos bien”, recomendó.

Recordó que en anteriores administraciones, los funcionarios de arriba “se servían con la cuchara grande” y se dedicaban a obtener privilegios de todo tipo, al grado de no pagar impuestos como cualquier ciudadano.

Previo a emprender su viaje rumbo a Palenque, Chiapas, señaló que hoy todos los mexicanos tienen que cumplir con la responsabilidad de contribuyentes para apoyar al desarrollo del país. “Es un asunto de conciencia de cada quien, que debemos de ser buenos ciudadanos”, resumió.

Cuestionado sobre la libertad otorgada recientemente al exgobernador Andrés Granier Melo, el Presidente sostuvo que es un asunto de competencia del Poder Judicial, que responde a las características de los nuevos tiempos donde ya no hay consigna desde el Ejecutivo.

López Obrador precisó a los representantes de los medios de comunicación locales y nacionales, que el Presidente de México no da línea para castigar a nadie ni tampoco para proteger a nadie, y que son los ministerios públicos y los jueces los que deciden sin consigna. “Ya no se fabrican delitos”, apuntó.

López Obrador reiteró que en su gobierno no se protege a nadie, ni se persigue a nadie. “No es mi fuerte la venganza”, subrayó.

El próximo domingo, Andrés Manuel López Obrador en su sexta visita a su tierra natal como presidente de la República, encabezará en el municipio de Balancán una asamblea con mil 200 beneficiarios de “Sembrando Vida” y supervisará avances en la instalación y producción de viveros que forman parte del programa.