Seleccionar página
  • En México cerca de 7 mil hombres fallecen al año por esta enfermedad; a partir de los 40 años los varones deben hacerse prueba de antígeno prostático y acudir a revisión con el urólogo

Villahermosa, Tabasco.- En el marco del Día Mundial del Cáncer de Próstata, la Secretaría de Salud informó que en México este padecimiento se ha convertido en un problema de salud pública, ya que cerca de siete mil hombres fallecen al año por el mal y se reportan entre 21 y 25 mil casos nuevos.

El especialista en urología de la dependencia, Jesús Torres Aguilar, explicó que este tipo de cáncer es provocado por una tumoración maligna de la glándula prostática que habitualmente surge en pacientes después de cumplir los 50 años de edad. Actualmente, dijo, se calcula que uno de cada siete mexicanos morirá por este padecimiento y diariamente fallecen 15.

Comentó que la problemática se debe a que el paciente no presenta síntomas, lo que resulta que cerca de 70 por ciento de ellos sea diagnosticado cuando presenta una etapa avanzada de la enfermedad.

Torres Aguilar señaló que no hay un factor de riesgo conocido para desarrollar el cáncer de próstata, aunque podrían existir aspectos genéticos, así como de alimentación. Estudios revelan que en países con mayor consumo de carbohidratos y grasas la tendencia para presentar la enfermedad se incrementa.

Indicó que para prevenir este mal, los especialistas de la salud han fijado una edad propicia, que es de 40 años, para que los pacientes comiencen a efectuarse los estudios necesarios y evitar su aparición. “El interesado debe acudir al urólogo para que le realice una exploración digital rectal y un estudio antígeno prostático”, detalló.

El especialista expuso que la exploración digital rectal lleva entre 6 a 8 segundos y confirma la forma, tamaño y consistencia de la próstata. En ella el especialista podrá determinar si el paciente tiene una nodulación, zona fibrosa o dura en el órgano que pueda ser indicio de alguna malformación.

Sobre el estudio de sangre del antígeno prostático, Torres Aguilar dijo que consiste en cifras parametradas en nanogramos por mililitro; en pacientes de 40 años, lo habitual es que sea de un nanogramo por mililitro. A partir de que se haga un primer estudio, el especialista podrá conocer si será de utilidad para darle seguimiento al paciente cada seis o doce meses.

Mencionó que cuando el médico tiene la sospecha de que el paciente presenta el cáncer se le realiza una biopsia prostática, la cual determinará el tipo de tumor, características o aspectos que tiene la célula cancerosa.

El urólogo subrayó que el reporte de la biopsia determinará si el paciente puede someterse a una cirugía radical o radio terapia total para combatir su enfermedad, y al no ser apto para este tratamiento, se le referirá uno de manejo hormonal, que en promedio se utiliza de 18 a 24 meses.

Además de que aseguró, que el Sector Salud, a través del Seguro Popular cuenta con un programa de detección y tratamiento, que además cubre el total de los gastos catastróficos de los pacientes con cáncer de próstata.

Recomendó a la población masculina a atenderse de manera temprana, dejar a un lado los mitos que se tienen sobre los estudios, y se pronunció por redoblar esfuerzos y establecer políticas públicas para que desde la primaria, secundaria y preparatoria los hombres se interesen por su salud.