Seleccionar página

Jorge Jesús de la Cruz

En el Consejo Electoral del IEPCT hay de todo, mediocres, inútiles y Jorge Óscar Guzmán, que con su actitud déspota y prepotente, demuestra que se encuentra parado encima de un ladrillo y está mareado por tener un cargo del cual no puede sentirse orgulloso, porque deja mucho que desear.
En lo personal no tenía el gusto de conocer a este personaje, ayer me lo tope por motivos profesionales y no me había perdido de nada bueno. Jorge Oscar Guzmán es un tipo vividor del sistema electoral, anda como jilguero trepando de un cargo a otro, es de esos males que deberían ser cortados de tajo, hacen mucho daño a la organización de la elección.
Durante el ensayo de candidatos al Gobierno para el debate del viernes, el consejero electoral mostró sus aires de prepotencia, pide respeto cuando no es capaz de darlo, luego vocifera entre dientes algunas cosas que no alcance a escuchar, exhibiendo su pequeñez como ser humano, cree que el cargo que ostenta le permite.
Nos dicen que ese es el estilo de comportarse de este pelafustán, y si al interior del IEPCT se lo solapan, están muy mal, debido a que la educación debe ser ante todo, pero Jorge Oscar Guzmán no la conoce. Ayer con aire de prepotencia, de arrogancia quería mostrar su autoridad, no vale nada, porque el respeto se gana, no se impone.
Ser consejero electoral no le da derecho de cuestionar el trabajo de los medios de comunicación, ya que ningún acuerdo de ningún tipo va a estar por encima del respeto a la libertad de expresión. No puede imponerse de manera grosera para que se traten de cumplir sus burdos acuerdos de consejo, y menos con desplantes groseros.
Seguramente Jorge Oscar Guzmán se mantendrá en su postura irracional, su mediocridad no le permite ver las cosas con claridad. Olvida que su cargo no es eterno, y cuando se baje del ladrillo donde está mareado, encontrara su realidad, por lo que si disfruta ser así, quien se lo soporte es su problema, en mi caso, no estoy para soportar esos desplantes.
Me dicen algunos que lo conocen que al parecer tiene tendencias. Su vida personal no me interesa, pero de continuar con esa manera de comportarse, no va a lograr trascender positivamente, sino como una persona mediocre. Es una pena que no tenga decencia para desempeñar su cargo.
Quizás por eso hay miedo entre los consejeros y es la razón para solicitar custodia policiaca, cuando lo único que deberían hacer es portarse a la altura de las exigencias del proceso electoral. Nada les cuesta hacer las cosas bien, pero con tipos como Jorge Oscar Guzmán, lo echan todo a perder.

E-mail: jorjes99@hotmail.com
Síganme en twitter @jorgedelacruz99