Seleccionar página

Por Luis Armando Mendoza Leciano

A pesar de los esfuerzos de mentes perversas por dinamitar a su gobierno y demeritar sus logros y su imagen, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas emergió exitoso y triunfante.
A cada ataque, Moreno Cárdenas resurge como un Ave Fénix para amargura de sus detractores.
El más reciente episodio -que no ha sido el único- en el que Moreno Cárdenas salió victorioso fue la gira del fin de semana del presidente López Obrador.
En esta gira, como lo ha hecho en otras dos anteriores, por tercera ocasión López Obrador dio a Moreno Cárdenas un espaldarazo, que seguro no fue muy del agrado de quienes quisieran verlo enemistado con el Presidente.
“Miren, yo le agradezco mucho al gobernador de Campeche, Alejandro Moreno, porque da la cara y me apoya y me respalda y estamos trabajando de manera coordinada”, exclamó López Obrador, durante su discurso en la entrega de apoyos de los Programas Integrales de Bienestar.
Cada palabra pronunciada por el Presidente cayó como balde de agua fría para algunos perversos que, una vez más, fracasaron en su intento de propinar una zancadilla al gobernador.
Y más aún, Moreno Cárdenas dio una muestra más de su capacidad de gestión al lograr que el Presidente autorizara una partida de 250 millones de pesos para la conclusión de la obra del nuevo Puente de la Unidad, cuyo avance fue constatado por López Obrador durante una visita fuera de la agenda de su gira por Campeche.
Y los perversos se quedaron con un palmo de narices.